CUAL ES MI RAZON DE SER EN ESTA VIDA

CUAL ES MI RAZON DE SER EN ESTA VIDA

Del Corazon salen las palabras que inspiran o destruyen.

Vivimos inmersos en este mundo maravilloso, lleno de belleza por donde lo miremos, claro está que depende de con qué ojos lo observemos.

Dios nos ha dado todo en la vida para evolucionar, Él quiere que nos sintamos plenos de amor, plenos de luz interior, plenos de paz, plenos de bondad y en abundancia material y espiritual.

La evolución comienza con el autoconocimiento, es un camino largo de aprendizaje para aprender a valorarnos a nosotros mismos y valorar a nuestro prójimo.

La primera virtud es el Amor, tan importante es el amor que es la muestra de Dios a nosotros por haber creado este maravilloso mundo para nuestra evolución. El amor es el nexo de cada átomo existente. El amor es la vibración de la creación, con amor se abre un mundo de esplendor, donde encontramos belleza y milagros a cada instante. La vida vivida desde el corazón trae milagros, trae felicidad, trae paz, trae prosperidad. Rosa es el color del amor divino y es maravilloso, da mucha alegría y paz.

La segunda virtud es el Poder, sí, es una virtud muy poderosa, ya que es la que nos da la seguridad del camino a seguir, la seguridad de nuestros pensamientos, la seguridad de nuestros sentimientos, la seguridad de nuestras palabras, de nuestras acciones y decisiones. El poder nos da conocimiento, nos abre la mente a la verdad de la vida, nos levanta en los fracasos, nos alienta a seguir un camino de luz, de esperanza y de paz. El poder derrota la debilidad, el miedo, la inseguridad, la angustia, la ignorancia y maldad. El poder nos da fortaleza, nos da seguridad, nos vuelve faros de luz azul brillante, refuljente, nos convertimos en guerreros de luz divina al servicio de Dios.

La tercera virtud es la Sabiduría, bella virtud del conocimiento y de la acción. Nos llena de satisfacción la sabiduría de nuestros actos bien hechos, en armonía para todos. Reconocemos la sabiduría de la vida en todos los acontecimientos que nos tocan, y podemos actuar con aceptación y perdón. Respetamos a todos nuestros hermanos porque todos somos UNO, todos somos la misma chispa divina de Dios en nuestro corazón. El color de la Sabiduría es amarillo dorado, es tan brillante y sanador que, cerrando los ojos e imaginándonos en un óvalo de luz amarillo dorado elevamos nuestra vibración, y salimos de depresiones, enojos y malos pensamientos.

Estas tres primeras virtudes son los colores de nuestra LLama Trina en nuestro corazón, por eso es muy importante el autoconocimiento. Sin autoconocimiento somos esclavos de este mundo de lujuria, esquizofrenia, y desenfreno. Con autoconocimiento somos guerreros de la Luz de Dios, ganando todas las batallas que nos toquen. Cada uno de nosotros podemos elegir qué camino tomar, pero hay que recordar que si no evolucionamos, volveremos a vivir muchas veces esta vida que no hemos aprendido.

Bendiciones queridos hermanos en la luz.

María Alejandra

Soy un ser de luz que aprendió a vivir la vida día a día, con alegría en las pequeñas cosas y amor por toda la creación. Me gusta compartir mi palabra, todos tenemos nuestra verdad. Y me gusta descubrir en las cosas simples tanta belleza.

Deja un comentario

Cerrar menú