Los Decretos de Luz

3b83f354f404a9b7ed263c314cb06db5

 

Los decretos de Luz sirven para alinear nuestros cuatro cuerpos: físico, mental, emocional y etérico, es decir equilibrarlos. El equilibrio es necesario para poder enfrentar la vida, día a día, tal como se presenta y no querer cambiarla. Cuando se aprende a equilibrarlos la Paz nos invade, y es Tan perfecta! Tan hermosa! Tan dulce! Tan suave! que una vez conocida la sensación, no la queremos perder. Es ahí donde todo en nuestro cuerpo empieza a cambiar. Y empezamos a ver la vida con alegría, con respeto a toda la creación divina, y aceptamos el presente que nos toca vivir, ya que es una prueba de templanza. Es así que nuestras células empiezan a rejuvenecer, y al rejuvenecer no nos enfermamos, o nos curamos de cualquier enfermedad. Por supuesto que los pensamientos y palabras que son de Luz aman a todos nuestros hermanos.

Somos energía y somos un espíritu divino cumpliendo una misión. La misión es la de encontrar a nuestro creador en nuestro corazón. Es la de vivir escuchando a nuestro corazón, para tomar las mas felices decisiones de nuestra vida. Esta gran misión la podemos hacer si empezamos a decretar. El decreto nos hace pensar solo en lo que decretamos y nuestra mente se va llenando de Luz.

Este decreto es de Luz y Poder y va dirigido a la Llama Violeta, que es la transmutadora de todos nuestros errores hablados y pensados. El  Arcángel  Zadquiel  de la Llama Violeta está todos los días para ayudar a purificarnos de nuestros errores.

“DECRETO DE LUZ Y PODER”

YO SOY la LLama Violeta en acción en mí ahora.

YO SOY la Llama Violeta solo ante la Luz me inclino.

YO SOY la Llama Violeta en poderosa fuerza cósmica.

YO SOY la Luz de Dios resplandeciendo a toda hora.

YO SOY la Llama Violeta brillando como un sol.

YO SOY el Poder Sagrado de Dios liberando a cada uno.

Amén, Amén, Amén.

Esto es un ejemplo de un decreto “MUY  PODEROSO” que para lograr los cambios deseados en nuestra personalidad, lo repetimos 3 o 9 veces, las veces que deseemos durante el día.

YO SOY es la Presencia de Dios en nuestro corazón, que siempre estuvo allí, esperando que despertáramos y pudiéramos cumplir nuestra misión, de recordar que somos Semillas Estelares, y que somos estudiantes del YO SOY y guerreros de la Luz.

En estos tiempos la energía que entra a nuestro planeta por la alineación planetaria, nos está ayudando a que muchos más de nosotros despertemos y seamos buscadores de la Verdad.

Bendiciones para todos los Buscadores del Reino de Dios, ya que lo encontraremos en nuestro Corazón.

Maria

Soy un ser de luz que aprendió a vivir la vida día a día, con alegría en las pequeñas cosas y amor por toda la creación. Me gusta compartir mi palabra, todos tenemos nuestra verdad. Y me gusta descubrir en las cosas simples tanta belleza.

Deja un comentario

Menú de cierre